Gofres (Waffles)

| On
julio 12, 2013

Domingo en casa, sin nada que hacer... y ves ¡los moldes de los gofres! ¡A estrenarlos! Los gofres o waffles, depende de que país seas, son originarios de Bélgica. Aunque habiendo probado los de allí, los míos están más ricos. Hay mil combinaciones, con nata, chocolate, fruta, yogur helado, frutos secos...  mi preferido es de mermelada de cerezas y chocolate, mmmmhm. También se pueden hacer salados, pero eso ya lo investigaré otro día. Por ahora os dejo la receta de la masa y ya innovaremos más adelante. 

Si estáis pensando '¿de dónde saco yo estos moldes?'... hay una marca que ya es muy famosa: Lékué. Yo ya tengo unos cuantos moldes para repostería y algún que otro "tupper de esos" para cocinar en el microondas. Los puedes encontrar en casi todo tipo de tiendas que vendan moldes para repostería, un sitio donde fijo que los tienen siempre es en las tiendas VIPS.

Ingredientes (para 8 gofres):


  • 3 huevos
  • 410 ml de leche
  • 240 gr de harina
  • 2 cucharadita de levadura
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 110 gr de mantequilla derretida (margarina no)
  • Azúcar o sal.


Pasos:

Se mezclan por separado, en un recipiente la mantequilla, la leche y los huevos.


En otro recipiente: la harina, la levadura y la sal.


Vamos incorporando poco a poco la mezcla de sólidos a la de líquidos.


En este paso podéis elegir entre gofres dulces y le añadís 2-3 cucharadas soperas de azúcar o si los queréis salados y le añadís 3 cucharaditas de sal.

Cuando nos quede una masa homogénea, rellenamos los moldes con cuidado de que no se salgan. 

No crecen mucho en el horno, por lo que no os preocupéis, llenadlo hasta el borde pero sin que se salga al molde de al lado.


Precalentamos el horno a 220ºC, metemos los moldes con cuidado de que no se salgan. Si tenéis moldes de silicona como estos es muy fácil que se os doblen y se vierta la masa.



No tardan más de 10-15 minutos en hacerse, como los bizcochos, metéis una varilla para ver si están hechos, cuando la varilla salga limpia, los sacáis. 

Los sacáis de los moldes y los ponéis en la rejilla del horno al contrario de como los teníais en el molde, con la cara de abajo para arriba. Otros 3-5 minutos. Así conseguiréis ese tono dorado que tienen los gofres tan apetecible.


Los dejáis enfriar.


¡Y a la mesa! A mi en particular, la repostería me gusta que este un poco calentita, como el pan. Ahora a echarle imaginación al relleno. 



¡Qué aproveche! Smacznego! Bon appétit! Enjoy it!