Kebab Caseros con Salsa de Yogur

| On
abril 24, 2013

¡Al rico Kebab! Facilito, facilito. Lo único complicado de esta receta es encontrar la especia para macerar la carne. Esto surgió un día, hablando con mi hermana, 'oye, ¿y si intentamos hacer kebabs?'. Te pones a mirar por internet, que si carne, que si salsas, que si el pan... Nuestra intención era también hacer el pan de pita casero, pero nos entró tanta hambre que lo dejamos para otro día. Hay que decir que no sobró nada de nada, la carne que quedaba nos la comimos a cucharadas, literal. Abstenerse los que estén con la Operación Bikini. 
Ingredientes:

Carne:
  • 3 Pechugas de pollo troceadas
  • Aceite de girasol
  • Especia: RAS EL HANOUT (se puede comprar en Carrefour o Mercadona)
  • Pimienta y ajo en polvo


Salsa tomate:
  • 1 Lata de tomate triturado
  • Aceite de oliva
  • Pimienta
  • Oregano
  • Sal
  • Azucar

Salsa blanca:
  • 2 yogures griegos
  • Mayonesa
  • Perejil
  • Limón
  • 4 cabezas de ajo
Pasos:



Mezclamos el RAS EL HANOUT con el aceite de girasol hasta que quede una salsa oscura.


Añadimos la pimienta y el ajo en polvo.


Dejamos macerar media hora en algún lugar templado. Al lado de una estufa, al sol... siempre tapado con un plástico.

Mientras tanto, preparamos las salsas.


Para la salsa blanca usaremos los ingredientes listados más arriba.


Picamos los ajos muy finitos o si puede ser machacados, con los yogures, el perejil, zumo del limón, mayonesa y pimienta.


Para la salsa roja igual, se mezclan todos los ingredientes, pero esta salsa hay que cocerla, por lo que después de mezclar todo, se cuece alrededor de 20 min y se deja enfriar.


Una vez hechas las salsas, sacamos la carne macerada y la extendemos sobre una bandeja de horno. Ponemos un papel de horno para que se manche la bandeja y así no tendremos que limpiar nada después. Extendemos el pollo de forma que le pueda dar el calor bien a todas las piezas y que no esten muy juntas. De esta forma se harán mejor por fuera, e incluso quedarán crujientes.


Metemos el pollo al horno a 200ºC, no hay un tiempo estipulado, cuando veas que le pollo está hecho por dentro y doradito por fuera, lo sacas.


Mientras que se hace el pollo, aprovechamos para cortar tomate, lechuga, cebolla y queso, para añadir al kebab.


Mmhmmm, que buena pinta! Qué hambre me entra al verlo!  



El pan de pita comprado, se puede hacer de dos formas o bien al horno (aprovechando que lo tenemos encendido y caliente) o bien en una tostadora. En las dos ocasiones es igual, cuando el pan empiece a hincharse, se saca.


Vamos rellenando el pan con los ingredientes que queramos. En mi casa como cada uno le gusta una cosa, se pone todo el cuencos y cada uno se lo sirve al gusto.



  ¡Qué aproveche! Smacznego! Bon appétit! Enjoy it!